CRÔNICAS

Trece abuelas indigenas (español El Orejiverde)

Em: 17 de Janeiro de 2016 Visualizações: 9814
Trece abuelas indigenas (español El Orejiverde)

El Orejiverde, diario de los pueblos indígenas

Edición digital nº +193 - 21 Ene 2016 - 9:55

http://www.elorejiverde.com/el-don-de-la-palabra/765-las-trece-abuelas-indigenas

LAS TRECE ABUELAS INDÍGENAS

 

Todas las abuelas tienen un perfume que solo los nietos pueden sentir. Mi abuela Marelisa tenía impregnado en la piel el aroma embriagador de tabaco y café que persiste en la memoria olfativa, aún hoy, 60 años después. Ella y su pipa, ella y el mortero donde molía café, ella en la terraza de la calle Monsenhor Coutinho de aquella Manaos de otrora. Ya la abuela Filó tenía una inexplicable fragancia de tierra mojada, mezclada con priprioca – una hierba perfumada amazónica, cuya raíz la usaba en infusiones para curar su eterna jaqueca. Como era placentero descansar la cabeza en el regazo de las dos. Era delicioso.

Madre solo hay una. Abuela, dos. La cuota personal de cada uno es esa. Sin embargo, como persona jurídica, hay la posibilidad de aumentarla. El pueblo argentino, por ejemplo, tiene muchas, son las combativas abuelas de la Plaza de Mayo que desarman las armadillas de la memoria en busca de los nietos desaparecidos de la nación, carentes del aroma de la abuela de la que fueron cruelmente privados.

El planeta también tiene ahora trece abuelas indígenas de cinco continentes, las abuelas del mundo, preocupadas con el destino incierto de hijos y nietos de la Madre Tierra, como informa Regiones Indias, boletín de la Agencia Internacional de Prensa Indígena (AIPIN), editado en México por el periodista mixteco Genaro Bautista. Dos de ellas viven en la Amazonía y de allí propagan sus aromas por el mundo.

Abuelas del mundo

Son trece mujeres de diferentes credos y lenguas que sobrevivieron a enfermedades, guerras, persecución, prisión, pérdida de entes queridos. Procedentes de la floresta amazónica, de las montañas del Tíbet y de Nepal, de la selva tropical africana, de los bosques y sabanas americanas, así como del Círculo Polar Ártico, las abuelas se reunieron en un bosque en los alrededores de Nueva York, en 2004, para entonces crear el Consejo Internacional de las Trece Abuelas Indígenas, denominado por la ONU Consejo de Paz, destinado a promover la paz en el mundo, diagnosticar y curar las enfermedades del planeta:

- Estamos profundamente horrorizadas con la destrucción sin precedentes de la Madre Tierra, la contaminación del aire, del agua y del suelo, la atrocidad de las guerras, la amenaza de las armas y de los residuos nucleares, el flagelo global de la pobreza, el desperdicio producido por la cultura materialista, las epidemias que amenazan la salud de los seres de la Tierra, la exploración indebida de las medicinas indígenas y la destrucción de nuestros modos de vida tradicionales" - dice el Manifiesto de las Trece Abuelas, proponiendo una nueva alianza de oración, educación y cura de la Madre Tierra para preservarla en pro de las generaciones futuras.

Son "abuelas indíg